Inicio Posgrados Diplomados Cursos a Distancia Becas A Distancia

 

  MAESTRÍA EN INGENIERÍA SÍSMICA Y DINÁMICA ESTRUCTURAL

RVOE en tramite Trabajando

 

El programa de Maestría en Ingeniería Sísmica y Dinámica Estructural  

lo ofrece el

 

Instituto Universitario Integral

IUNIVERSI A.C.

 

El programa está enfocado hacia la capacitación y el inicio de la investigación y se orienta hacia la ciencia básica y aplicada, para contribuir al desarrollo científico y tecnológico de México, y en particular a la zona noroeste.

El esquema se dirige a estudios a distancia para lo cual  se impartirán estudios semipresenciales utilizando una plataforma en internet denominada IUNIVERSI-LMS (www.iuniversi.org).

 

 

El programa lo inicia IUNIVERSI para resolver necesidades de la sociedad. La comunidad tiene dos reclamos:

1.      Necesita profesionistas altamente competentes adaptados al desarrollo e innovaciones mundiales que además generen tecnología propia y,

2.      Necesita programas de estudio de posgrado para formar a sus profesionistas que por cientos terminan cada año programas de licenciatura

 

 

DESCRIPCIÓN DE LA ZONA NOROESTE DE MÉXICO

 

El Estado de Baja California tiene una gran cantidad de empresas maquiladorasque sumadas a la industria nacional ubicada en el estado, han propiciado un amplio desarrollo de la infraestructura industrial y de servicios, que demandan  de estudios científicos  así como soluciones prácticas a problemas de ingeniería y tecnología, asociadas tanto a la infraestructura mencionada como al deterioro del ambiente.

 

Se debe enfatizar una característica de la industria en Baja California: utiliza tecnología de la más avanzada mundialmente. Equipos, instrumentación, sistemas y procesos de vanguardia que presuponen aspectos cada vez más profundos de la ingeniería civil, electrónica, mecánica, industrial y computación. Al mismo tiempo, las organizaciones requieren de sistemas  de comunicaciones que permitan un contacto permanente con el corporativo de la empresa y con otras instancias.

 

Actualmente, debido a los cambios estructurales que se han presentado en la economía nacional y a los retos que impone el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre México, Estados Unidos y Canadá, la industria mexicana se ha visto en la necesidad de elevar sus niveles de competitividad internacional, para poder participar con productos de calidad en el mercado más grande del mundoa través de una industria competitiva tecnológicamente.

 

Por consiguiente, sin tecnología moderna, la industria y los servicios se encuentran limitados para competir en los mercados internos y externos, y retrasan la intención del gobierno mexicano de insertar al país en el concierto de las necesidades económicamente fuertes, por su nivel de industrialización y por la amplitud de los mercados que abarcan con sus productos.

 

Una de las condiciones necesarias para elevar la competitividad del aparato productivo, es aumentar la capacidad de generar tecnología nacional, mediante la asimilación de la que ya existe y su adaptación a nuevos procesos de producción. Este camino, en las condiciones que se viven actualmente, se debe recorrer en un período razonablemente corto, y una de las vías naturales para lograr este objetivo es a través de estudios de alto nivel en el que se consideren  proyectos de desarrollo tecnológico, de transferencia de tecnología y adaptación y mejora de procesos de producción y manufactura adecuados para que la industria regional pueda responder a los altos requerimientos de los mercados industrializados.

 

Otros problemas que se presentan en el Estado, se encuentran asociados al medio ambiente, provocados por el manejo inadecuado de residuos sólidos, las emisiones a la atmósfera con origen principalmente por la utilización de combustibles fósiles, que deterioran la calidad del aire, los problemas asociados a las aguas residuales y contaminación de acuíferos, entre otros.

 

Todos estos problemas requieren ser atendidos por  recursos humanos de muy alto nivel que mediante estudios científicos y/o tecnológicos que generen alternativas de solución de los mismos. Además, la zona noroeste del país tiene un alto riesgo sísmico debido a la gran cantidad de fallas activas existentes en la región y ya en el año 2010 se tuvo un sismo de magnitud 7.2 que afectó grandemente a la capital del estado de Baja California, Mexicali, donde desafortunadamente hubo dos muertes y además ocurrieron grandes daños económicos. La comunidad de profesionistas dedicados a la construcción han estado demandando programas de estudio de posgrado especializados en el comportamiento dinámico de las estructuras para poder construir edificaciones más seguras ante los sismos.

 

Las características sismológicas de la región noroeste del país (Figura 1),  plantean la inaplazable necesidad de continuar avanzando en la elaboración de estudios tendientes a identificar las características de las estructuras que dan sustento a la realización de las actividades productivas, familiares, de estudio, convivencia y diversión. Tales estudios deben propiciar una mejor planeación, diseño, construcción y mantenimiento de las construcciones y solo pueden ser realizados por especialistas de los que hay pocos en la región.

 

Figura 1 Zona noroeste del país resaltando en color rojo Ensenada, BC, sede de IUNIVERSI.

SISMICIDAD REGIONAL

El noroeste es una región sísmicamente activa originada por la interacción entre las Placas de Norteamérica y del Pacífico, tal como se observa en las figuras  2 y 3. Se tiene una elevada sismicidad y existen numerosos sistemas de fallas regionales y locales.  En la figura 4 se indican las fallas más conocidas en la Península de Baja California que forman parte del sistema de la falla de San Andrés.

 

 

image002

Figura 2  Mapa que indica el esquema general de la tectónica de México.

image002

Figura 3   Interacción de la placa del Pacifico y la de Norteamérica, que originan el sistema  regional de fallas geológicas.

Figura 4  Localización de las fallas geológicas más importantes en la península de Baja California.

 

Los datos históricos de sismicidad y sus registros instrumentales se empiezan a producir en la región a partir de la década de los 70’s por la Red Sísmica del Noroeste de México (RESNOM), y ya desde los 60’s, por la hoy conocida como SouthernCaliforniaSeismicNetwork (SCSN).  En la figura 6es posible ver la sismicidad reunida en la región norte de Baja California, México y sur de California, EE.UU. en el periodo 1993-1999.  Los epicentros de los sismos ocurridos, configuran con claridad los trazos de las fallas incluidas en el mapa y se identifican así las fallas (o zonas de falla) de mayor actividad sísmica y que por tanto representan el riesgo más alto para la región. Los datos que se grafican expresan de una forma clara el elevado potencial de riesgo estructural ante la inminente ocurrencia de temblores de magnitud igual o mayor a 6.0.

 

De acuerdo al Departamento de Sismología del CICESE ocurren en el Estado de Baja California, más de 50 sismos de baja magnitud (menor 4) mensuales teniéndose una gran cantidad registrada por la Red Sísmica del Noroeste (Figura 5).

Figura 5     Mapa de localización de epicentros de sismos que ocurrieron de 1993 a 2009, registrados por la Red Sísmica del Noroeste del CICESE.

 

            La configuración tectónica prevaleciente en la región, crea una permanente expectativa en relación con la posibilidad de ocurrencia de eventos sísmicos de intensidad variable, que pueden propiciar una situación destructiva súbita. El crecimiento de las ciudades fronterizas de Tijuana y Mexicali, así como de la porción de costa entre Tijuana y Ensenada, ha conllevado la construcción de edificaciones de altura considerable. Resulta evidente el potencial del riesgo sísmico de la región no solo por la interacción entre las dos placas ya mencionadas, sino además por la existencia en el flanco oeste, del sistema de fallas mar adentro en las costas del océano Pacífico, que se debe a la interacción de las dos placas.  Dadas las evidencias de que la mayoría de las fallas de la región son sísmicamente activas, y por tanto representan un elevado potencial de peligrosidad y riesgo sísmico, se justifica plenamente realizar estudios que permitan conocer en mejor medida el comportamiento esperado de la respuesta sísmica de estructuras ante movimientos fuertes o moderados del terreno, considerando que a la fecha en la región es escaso este tipo de estudios.

 

            Actualmente, la República Mexicana se encuentra dividida en varias zonas sísmicas. Esta zonificación se realizó con fines de diseño antisísmico. Empleando los registros históricos de grandes sismos en México, los catálogos de sismicidad y datos de aceleración del terreno como consecuencia de sismos de gran magnitud, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a través del Instituto de Investigaciones Eléctricas definió la regionalización sísmica del país (figura 6) incluyendo un mapa en el Manual de Diseño de Obras Civiles. Esta regionalización se realizó en función de las aceleraciones máximas y se observa la peligrosidad sísmica de la parte noroeste, similar a las costas de sur de México, frontera con la placa de Cocos donde se generan los sismos que afectan a la ciudad de México.

                           

Ante el riesgo potencial que representan los sismos, las instituciones educativas y los centros de investigación permanecen activos creando programas específicos para continuar avanzando en la recopilación, procesamiento y análisis de datos relativos a los sismos, a las estructuras y a los suelos donde están cimentados y están proponiendo nuevas soluciones.

Figura 6        Regionalización sísmica de la República Mexicana en función de la aceleraciones máximas.

 

            El programa de Maestría en Ingeniería es una opción que ofrece IUNIVERSI A.C. a la comunidad preparando gente con conocimientos y capacidad de generar estos conocimientos para mitigar los efectos nocivos de la actividad ambiental y antrópica.

 

El programa de maestría cubre las necesidades de un posgrado especializado en ingeniería en la zona noroeste de México. Para un mayor fortalecimiento académico, se llevarán a cabo convenios con otras universidades, tecnológicos y colegios de profesionistas de la región. Dichos convenios se extienden a investigadores e instituciones del resto del país y del extranjero.